Viendo 15 publicaciones - del 16 al 30 (de un total de 31)
  • Autor
    Aportes
  • #14976

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Gonzalo te agradecemos por tus aportes en el debate planteado. Coincidimos en la importancia de que las agentes que trabajan con personas privadas de la libertad adquieran competencias profesionales que los lleven a sostener prácticas alejadas de la tortura y cualquier otro tipo de maltrato. Creemos que no sólo es importante, tal cual lo señalas,  que dichas competencias devengan de los contenidos abordados en sus carreras de formación, sino que además consideramos primordial la actualización permanente en la temática de derechos humanos. Por ese motivo desde nuestra Dirección tenemos una agenda nacional que prioriza el  encuentro con dichos profesionales  en diversos puntos del país para trabajar en relación a las prácticas respetuosas de los derechos humanos dentro de los centros de detención y brindar herramientas para el abordaje de los conflictos que allí se pudieran presentar implementando acciones alternativas que no incluyan la violencia como modo de respuesta. Un saludo.

    #14988

    Alejandra Casquet
    Participante

    Me parece también que respecto a las temáticas planteadas,  es de gran importancia tener en cuenta cuales son las particularidades que cada una de las regiones de nuestro país presenta en materia de derechos humanos, ya que si bien encontramos generalidades,  las problemáticas son diversas en cada punto del país. Considero muy relevante lo expuesto por Matías respecto a la búsqueda de estrategias alternativas a la violencia para el abordaje de conflictos dentro d  los penales, donde deberían ser permanentes también, las capacitaciones en las cuales el personal pueda plantear las problemáticas que atraviesan en su quehacer cotidiano.

    #15000

    Gonzalo Evangelista
    Participante

    Coincido plenamente en la necesidad de brindar herramientas al personal de las fuerzas de seguridad para lidiar y para evitar la violencia, la especial atención a las diferentes problemáticas provinciales y a la utilidad de trabajar en forma conjunta con ellas en la búsqueda de alternativas -principalmente para conocer sus puntos de vista-.

    Sin embargo, si se me permite me gustaría consultar y debatir sobre cuáles entendemos que son los puntos principales o críticos que debieran trabajarse para erradicar prácticas violentas. En mi opinión, el punto central no son los mencionados en el párrafo anterior. Si bien son muy importantes, son complementarios de otros, y entiendo que no es en ellos sobre los cuales se deba hacer especial hincapié.

    Por ejemplo tener instituciones fuertes de monitoreo de lugares de detención para contar con información seria de los hechos de violencia por parte de las fuerzas de seguridad y de aquellos hechos que cuenten con la aquiescencia de las autoridades. Según datos que hemos recabado en Mendoza, existe un crecimiento importante de la “tercerización de la violencia”: ya no son las FF de seg las que mayormente agreden sino que permiten  e incentivan agresiones entre personas privadas de libertad. Actualmente no se tiene noción cuantitativa ni cualitativa cierta del problema que se intenta prevenir.

    También investigar y sancionar penalmente a los responsables. Al margen de enseñar sobre las prácticas adecuadas a los estándares internacionales, tiene que existir expresamente una decisión política de Estado -y de política criminal- (incluyendo a todos los partidos políticos) clara en el sentido de no permitir impunidad ni justificar hechos delictivos. Por supuesto que no existe ningún gobierno que pueda avalar hechos de esta naturaleza, pero la falta de investigación y sanción, las omisiones en los procesos penales y las dificultades de las victimas de ellos para participar e impulsarlos, es grave y lleva de la mano la responsabilidad internacional del Estado. En Mendoza desde hace años, y habiendo pasado por todos los colores políticos, la constante es precisamente esta: a pesar de las denuncias, no hay sanciones penales de relevancia ni a policías ni a penitenciarios.

    Luego de conseguir una base firme en estos aspectos, y en forma paralela, si resulta importante capacitar y mejorar las condiciones laborales de los agentes. Me consta que las condiciones laborales son malas y que pasan gran parte de su tiempo en lugares indignos. Empero los y las agentes de las FF de seguridad no son victimas del tema de debate (Violencia Institucional) sino que son potenciales victimarios, y el mensaje que deben recibir es ese: el Estado puede capacitar, otorgar herramientas y mejorar las condiciones laborales, pero bajo ninguna circunstancia puede permitir hechos de, por ejemplo, tortura. El tipo penal de tortura incluye actos que no necesitan de mayor conocimiento técnico para comprender su ilegalidad. Mi percepción es que resulta muy importante que no existan confusiones en este sentido, y considero que pueden generarse fácilmente sino está claro el tema bajo análisis.

    En lo personal abogo con la necesidad de que tengamos instituciones de seguridad fuertes y confiables. Para conseguirlo es necesario jerarquizarlas, y no podría jerarquizarse si no existe transparencia, se justifican hechos violentos motivados en la necesidad de paliar la inseguridad y frente a los delitos que cometen la regla es la impunidad.

    Espero haya podido expresar bien mi punto de vista. Considero que la capacitación es muy valiosa, de hecho he participado en algunas y sus resultados son siempre positivos, pero sostengo que existen otros puntos que primero -o al menos paralelamente- merecen atención.

    Sé que mis mensajes son un poco largo!! perdón! para no aburrir a nadie dejo estas ideas y me pongo a disposición de quien quiera para continuar conversando! saludos!

    #15020

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados participantes: para continuar con el Plan de Trabajo de la iniciativa Violencia Institucional compartimos con ustedes dos documentos y una consigna. La idea es que puedan en base a estas lecturas y las anteriores reflexionar en torno a buenas práctica en materia de promoción y protección de Derechos Humanos. Muchas gracias.

    1) Reglas mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela)

    http://reglasmandela.com.ar/01.%20Reglas%20Mandela.pdf

    2) Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (Reglas de Bangkok)

    https://www.unodc.org/documents/justice-and-prison-reform/crimeprevention/65_229_Spanish.pdf

    Consigna: ¿Qué buenas prácticas conocen en la materia que sería relevante conocer y eventualmente adaptar y/o replicar?

    #15135

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados participantes: compartimos información que entendemos puede ser de su interés.

    El día de mañana 3 de octubre de 2017 a las 11:00 hs. en el salón Eva Perón del Palacio Legislativo se llevará a cabo la Audiencia Pública de la Comisión Bicameral de la Defensoría del Pueblo para la integración del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.

    Temario: se celebrará la Audiencia Pública a fin de cumplimentar el procedimiento de la selección del candidato para cubrir un cargo en el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura propuesto por la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Dr. Alberto José Lucchetti.

    Un saludo, Matías.

    #15277

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados participantes: compartimos dos documentos para proseguir con el trabajo en la iniciativa: “Violencia Institucional” de Justicia 2020. Recomendamos su lectura y aguardamos sus reflexiones en torno a la consigna que aparece sobre el final.

    En primer lugar compartimos la Ley N° 26.827 Creación Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y su Decreto reglamentario N° 465/2014; en segundo orden el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/OPCAT.aspx)

    Consigna: ¿Cuáles consideran que son los defectos y las virtudes de las políticas públicas vigentes en la materia actualmente en el país? En otras palabras: ¿Qué medidas/políticas han funcionado y deberían mantenerse? Y ¿Qué medidas no han funcionado y deberían cambiarse o modificarse?

    Un saludo, Matías.

    #15529

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados participantes: nos vamos acercando al final de la iniciativa “Violencia Institucional” en su edición 2017. Compartimos en esta ocasión dos documento para reflexionar:

    El primero “Prevención de la tortura. Guía operacional para las instituciones Nacionales de Derechos Humanos”

    El segundo “Comité Contra la Tortura – Observaciones finales sobre el quinto y sexto informe conjunto periódico de Argentina”

    En relación a estas lecturas: ¿Que propuestas de política pública realizaría para mejorar las condiciones de prevención de situaciones de tortura?

    Esperamos sus aportes. Un saludo, Matías.

    #15563

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados: los invitamos a la reunión del Equipo de Trabajo 5.3  “Violencia Institucional” del Programa Justicia 2020 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que se realizará el día 8 de noviembre a las 10:00 hs. en la Sala de Reuniones de Justicia 2020 – Sarmiento 329 piso 4° del edificio anexo – Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

    Reciban un cordial saludo, Matías.

    #15569

    Alejandra Casquet
    Participante

    Respecto a la propuesta de política pública para la prevención de situaciones de tortura me parece imprescindible en primer lugar realizar un diagnóstico en el lugar para el que se diseñe la misma a fin de tomar conocimiento del punto de inicio. Como propuesta me parece importante el diseño de actividades de sensibilización para que el público en general pueda tomar conocimiento de cuales son sus derechos al momento de ser convocado por alguna fuerza de seguridad en la vía publica. También me parece importante la capacitación de las fuerzas de seguridad respecto a las novedades en materias de DDHH tanto a nivel nacional como internacional, la modalidad de resolución de conflictos mediante acciones alternativas a la violencia e incluir en esos encuentros un trabajo permanente con las mismas para conocer cuales son las dificultades que perciben en su trabajo diario.

    #15798

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados: gracias por su participación en el encuentro presencial de ayer, por sus aportes y haber compartido sus reflexiones en torno a la prevención de la violencia institucional en Argentina.

    Adjunto foto del encuentro de ayer en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

    Reciban cordial saludo, Matías.

    Archivos adjuntos:
    1. Encuentro-Justicia-2020

      Encuentro-Justicia-2020.jpg

    #15915

    Jorge Raúl Césaro
    Participante

    – Mi nombre es Jorge Césaro. Soy abogado y llevo varias causas por corrupción contra jueces y fiscales.

    – En 2013 intentaron desaparecerme.
    Vinieron a llevarme de noche, en un auto particular, sin uniformes, sin identificaciones, sin órdenes judiciales y sin testigos.

    Yo llamé a la policía metropolitana, pero el fiscal Norberto Brotto los hizo retirarse, para crear una zona liberada.

    Me secuestraron, me golpearon, me robaron y me amenazaron.
    Pero me devolvieron con vida porque unas 15 personas vieron cuando me llevaban.

    Fraguaron una causa penal, robando y falsificando pruebas, para simular una “detención”.
    Destruyeron las declaraciones de testigos reales, y pusieron 5 testigos falsos.
    Robaron celulares y cámaras de foto.
    Borraron las filmaciones policiales y las de las cámaras de seguridad.
    Pero nunca se imaginaron que yo tenía una cámara espía.

    Grabé a lo largo de todo el día. Y grabé el momento en vinieron a llevarme.

    https://www.youtube.com/watch?v=9FzQq7q-v3I

    – Hice la denuncia en la misma comisaría en la que me tuvieron seceuestrado.
    Pero cuando el legajo policial llegó a la Unidad Fiscal Norte, el fiscal Norberto Brotto se lo robó para que nadie pueda investigarlo.

    Entonces inicié una causa judicial.
    En vez de investigar, Ariel Lijo se robó 950 fojas, y se declaró incompentente.

    Ya en instrucción, quise hablar con la fiscal Russi
    Me atendieron, pero en vez de investigar,  la fiscal Russi y el juez Rongo me amenazaron con hacerme pasar por demente e internarme en un psiquiátrico.

    – En 2015 tomé una causa mediática para que no puedan desaparecerme.

    –  Pero me prohibieron en los medios, por denunciar la corrupción judicial.
    Después de escucharme en Crónica, me cancelaron todas las notas.

    https://www.youtube.com/watch?v=v2vovsBzO_k&list=PLRqvCVQH7NpgoAVLgpa7XxNrQF3_NfzxI&t=50s&index=17

    Ahora que la causa no está más en los medios, pretenden desaparecerme
    Para hacerlo, decidieron internarme en un psiquiátrico, haciéndome pasar por un “demente peligroso”.

    https://www.youtube.com/watch?v=fTApHLy5Q00

    Conforme el art. 20 de la ley de salud mental, para poder internarme, yo tendría que representar un PELIGRO CIERTO EN INMINENTE PARA MI O PARA TERCEROS.

    Un demente peligrosos es un ser totalmente descarriado.
    Es una máquina de cometer delitos.
    Entre otros síntomas característicos, los psicóticos no se ubican en tiempo y espacio, ni tiene un discurso coherente.

    Ni de casualidad es mi caso. Estoy escribiendo el 15/11/2017.
    espero que ningún hijo de puta pueda hackerlo y cambiar la fecha =)
    He dado una veintena de notas en TV.
    Y en mis 44 años de mi vida, jamás fui condenado por ningún hecho
    ni jamás se me aplicó ninguna medida de seguridad.

    Pero el poder judicial puede falsificar informes para internarte en un psiquiátrico, y forzarte a consumir estupefacientes por la fuerza.

    Exactamente lo mismo que hacían los soviéticos para encarcelar, torturar y desaparecer a los disidentes.

    Hoy estoy luchando para evitar que puedan desaparecerme.
    no puedo acudir a nuestra justicia, porque es una mafia
    Los medios se niegan a publicar el caso.
    ya me presenté ante varias embajadas, y es posible que tenga que exiliarme.

    El poder judicial desaparece personas.

    – Dr. Jorge Rául Césaro
    TºL fº32 CASI

    #16184

    Noelia Baquero
    Participante

    Estimado Jorge, puede contactarse con la Direccion Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional al número telefónico 0800-122-5878, o bien a la casilla de correo electrónico dnpcvi@jus.gov.ar .

    Saludos cordiales,

    #16189

    Matías Ezequiel Garrido
    Responsable de iniciativa

    Estimados participantes, compartimos con ustedes en adjunto la rendición de cuentas sobre la Iniciativa Violencia Institucional 2017. Hasta el día 7 de diciembre del corriente la plataforma estará activa para los aportes, sugerencias y comentarios que deseen realizar. Luego de esa fecha la plataforma continuara accesible pero solamente para lectura. Reciban un cordial saludo, Matías.

    #16210

    Jorge Raúl Césaro
    Participante

    Estimada.

    Cuando los delitos son cometidos por mafias judiciales, enfrentamos a la fuente de toda forma de impunidad.

    Es imposible lograr que se investigue a un juez o a un fiscal corrupto en esta republiqueta de ladrones.
    Aunque el video prueba que intentaron una desaparición forzada.

    Nuestros jueces y fiscales protegen al poder político, y el poder político defiende a nuestros jueces y fiscales. Es es círculo de la impunidad.

    Pronto, va a tener la crónica detallada de un nuevo hecho de encubrimiento estatal.

    Saludos

    Dr. Jorge Césaro

    #16272

    Mario Bejarano
    Participante

    Esta es la moneda corriente de la justicia de Córdoba contra las mujeres, algo inaceptable, ejemplo de nuestro sistema bla bla bla y mientras, todos los día hay suicidios de  mujeres por la violencia institucional intracarcelaria , no se que estamos discutiendo, es como llorar sobre la leche derramada, los organismos de DDHH no sirven a nadie en Argentina, nadie los respeta y los abogados que trabajan en DDHH están llenos de miedo por la presión y prohibiciones del sistema penitenciario de la provincia dirigido por personajes tenebrosos y nefastos, psicópatas con poder, ni en la peor dictadura Argentina se trató a tantas personas juntas de esta forma tan atroz, lo primero que hay que cerrar definitivamente son las cárceles para mujeres, en las que por supuesto hay muchos pero muchísimos niños, una VERGÜENZA indecible, oro porque el cambio llegue a ellas, son nuestras madres, hijas, esposas, abuelas, hechos concretos las palabras se desvían sin la acción correcta en el momento de hoy

    Hoy 29 de noviembre 2017 a las 11 hs. En tribunales II, entregamos un Habeas Corpus de las mujeres de pabellón D-1 del Penal 3 de  Bouwer.
    Las acompañemos!!!

    Interpone habeas corpus correctivo colectivo

    Objetivo:
    Cese inmediato del agravamiento ilegítimo de las condiciones de detención y de los traslados del que somos objeto en el Penal de Mujeres de Bouwer, conforme a la Constitución Nacional, a la ley N° 24.660, a las leyes provinciales y tratados internacionales sobre prevención de la tortura, tratos inhumanos, crueles, degradantes y humillantes de las personas privadas de su libertad.

    Señor Juez:
    Por el presente hacemos saber a usted que estamos siendo objeto de actos que suponen a una violación a nuestros derechos y garantías elementales que ponen en riesgo nuestra integridad física y psicológica, colocándonos en una situación de peligro de muerte o daño irreparable.
    Por otra parte entendemos que el Habeas Corpus colectivo correctivo es procedente ya que las internas afectadas por ésta situación nos encontramos todas alojadas en el mismo pabellón, D1, del Penal de Bouwer de Mujeres razón por la cual resultaría engorroso, si no también ineficaz, formular sendas peticiones en forma individual a cada uno de los jueces responsables de nuestra detención. No obstante nos reservamos el derecho a realizar las denuncias penales correspondientes y toda acción legal pertinente.

    Hechos:
    Todas ingresamos shoqueadas luego de brutales allanamientos y procedimientos de traslado inhumanos y, a pesar de ser procesadas, o sea, inocentes hasta que se demuestre lo contrario, y la mayoría sin antecedentes penales, somos sometidas a un régimen extremo, violatorio de la Ley Nacional N° 24.660, desde el momento mismo del ingreso, en el cual no nos dan recibos de nuestras pertenencias ni instrucciones verbales ni escritas como marca la Ley art. 66 y 68. El alojamiento en el pabellón tampoco cumple con la Ley, ya que las instalaciones no resistirían una inspección sanitaria, que nunca se realiza. No contamos con los mínimos requerimientos de higiene, vivimos rodeadas de ratas, cucarachas, arañas, piojos, moscas, mosquitos, etc., que se alimentan de la basura circundante y de la que se acumula dentro del pabellón, exponiéndonos a multitud de infecciones y enfermedades, de las cuales muchas hemos sido víctimas.
    Celdas sucias, colchones viejos y rotos, sin ropa de cama, duchas sin mezclador que nos queman o nos hielan, un baño común inutilizado, clausurado y emitiendo hedor insoportable, un anafe viejo y roto, siempre perdiendo gas, completan el cuadro. Nos hartamos de pedir elementos de limpieza para las áreas comunes, ya que estamos obligadas a limpiarlas con los escasos elementos personales que las familias traen de afuera. Las fajinas se realizan sin guantes ni protección alguna, teniendo que arrastrar los viejos y sucios tachos de residuos y levantar basura con las manos.
    La comida tampoco cumple con los requerimientos mínimos nutricionales, menos las dietas de las que estamos enfermas que es pobre en cantidad y calidad, esta falencia afecta gravemente nuestra salud, sobre todo a quienes no tienen visitas de familiares que puedan traerles alimentos.
    La asistencia médica y odontológica es muy deficiente, cuando no inexistente, faltan medicamentos e insumos, faltan profesionales y no existen médicos de guardia, las instalaciones para internación se asemejan a salas de torturas, hasta con cama de sujeción. El estado de éste servicio, tan importante para nuestra integridad física es deplorable y nos pone en alto riesgo de vida.
    Así estamos, malnutridas, abandonadas, con una vida sedentaria ya que no podemos acceder a las áreas verdes que nos rodean, sólo a un patio de cemento cubierto de excremento de palomas, 4 horas por día, donde lavamos y colgamos la ropa, rodeado por una alcantarilla con aguas servidas y basura tóxica y pestilente, sumando riesgos como el dengue.
    Sumado a lo expuesto tampoco se cumple la ley con respecto al trabajo que realizamos, ya que muchas no reciben remuneración o se realiza en negro sin cumplir con la Ley Laboral. Las visitas de allegados han sido limitadas o suspendidas sin motivo alguno, cortándonos vínculos vitales para nuestra integridad física y emocional.
    Y como si esto fuera poco, los traslados o “comisiones” a los tribunales son aterrorizantes, somo obligadas a levantarnos a las 6 de la mañana y, sin poder desayunar, higienizarnos no hacer nuestras necesidades, ni llevar nada, somos requisadas por el personal penitenciario y por el de traslado, somos esposadas y atadas con candados al asiento de un móvil sin aire, llevadas a una celda en tribunales llamada “depósito”, con un baño en común con los hombres, en un estado higiénico deplorable, sin puertas y lleno de excrementos, sin papel higiénico, algo vergonzoso y humillante, más siendo en el edificio de tribunales, donde podemos estar hasta 6 horas, luego de otra requisa, sin agua, ni alimentos, ni asientos, sólo bancos durísimos de cemento. Sólo rogamos volver a la cárcel, donde somos requisadas nuevamente, después de 12 horas, hambrientas, sedientas, sucias, destruidas, llegamos de los tribunales que supuestamente deben velar por que nuestros derechos humanos y garantías sean cumplidos, causándonos doble daño, tortura física y psicológica irreparable, cuando el art. 71 dice que los traslados no causarán padecimientos innecesarios.
    Y como si ésto fuera poco también sufrimos brutales requisas periódicas de la F.P.A. que son allanamientos destructivos, a diferencia de los realizados por el personal carcelario, la F.P.A. abusa, destruye nuestras escasas pertenencias y alimentos, dejando nuestras celdas en un estado calamitoso, método cruel e innecesario ya que nunca encuentran nada.
    Luego de lo expuesto, que es una brevísima síntesis de los maltratos, torturas, humillaciones y abandono que sufrimos, comprenderán el por qué de tantos suicidios o intentos de suicidio que aquí acontecen, hemos sido muchas de nosotras testigos de 7 suicidios e intentos de suicidio, cifra que puede constatarse en los informes e historias clínicas del penal y que sospechamos puede ser mayor.
    A diferencia de los hombres, nosotras no podemos tener entrevistas confidenciales y personales con nuestros abogados, no tenemos acceso a una computadora para hacer escritos, y hacerlos por triplicado y a mano nos resulta difícil, aún así intentamos hacernos oír, superando el temor a vernos perjudicadas en nuestras causas o sancionadas, ya que hemos recibido información sobre casos en los que así ha sido. Éstas amenazas o coerción para que no nos quejemos ni denunciemos nada, se configura en el peor crimen ya que vulneran lo más sagrado del ser humano, la esperanza en la justicia y la defensa por derecho propio, creando un daño profundo en nuestra psiquis y nuestro ánimo.
    En éstas condiciones deplorables esperamos que nuestros tribunales se dignen a hacer justicia, orando por justicia divina ya que la humana en Córdoba parece haber perdido toda razonabilidad e integridad moral.

     

    Nota: El primer deber de este debate será abolir las cárceles, que degradan la sociedad, son monumentos de la hipocresía humana y de la cobardía. No hay porque temer actos antisociales en un mundo de iguales, entre gente libre, con una educación sana y el hábito de la ayuda mutua, esto se logrará  eficazmente mediante la solidaridad de todos los miembros de la comunidad contra tales agresores,  el único correctivo práctico seguiría siendo tratamiento fraternal y apoyo moral, la compasión.

    Las prisiones no rehabilitan, no cumplen una función de prevención general, tampoco funcionan como incapacitación y no sirven para cumplir con un ideal de justicia. Una vez construidas son irreversibles, además son insaciables, inhumanas, contradicen los valores básicos y no ayudan a las víctimas.Propongo una moratoria de 20 años en la construcción de cárceles. Debemos exigir a nuestro gobiernos y parlamento nacionales,al Presidente Mauricio Macri
    En torno a dicho llamamiento y exigencia se puede desarrollar un nuevo movimiento anticarcelario nacional, un movimiento anticarcelario con el objetivo de una gran reducción y, quizás, incluso la abolición de la cárcel para la mujer, lo mas preciado sobre la tierra.

    • Esta respuesta fue modificada hace 1 año, 9 meses por  Mario Bejarano.
    Archivos adjuntos:
    1. cambio

      cambio.jpg

Viendo 15 publicaciones - del 16 al 30 (de un total de 31)
Viendo 15 publicaciones - del 16 al 30 (de un total de 31)

El debate ‘Iniciativa: Violencia Institucional’ está cerrado y no admite más respuestas.